Agujeros negros supermasivos del centro de la galaxias

Representación de un agujero negro, rodeado de un disco de acreción y los pulsos de eyeccción de energía que se emiten desde este al espacio.

Visto que circula en la web tanta información astronómica errónea, voy a hacer un par de aclaraciones.

Suele escucharse de divulgadores del misterio, o por parte de "contactados extraterrestres", de que una enorme cantidad de energía que surge del centro de nuestra galaxia en forma de "pulsos" estaría perturbando nuestro sistema solar y desencadenando cambios a nivel planetario. Vinculan esta energía que llegaría desde el centro de la Vía Láctea como motor generador del cambio climático que actualmente padece nuestro planeta, descartando este fenómeno sea por actividad humana. Finalizan diciendo esto fue corroborado por la NASA.

Esto no es así. Vamos por partes...

En el centro de las galaxias casi siempre existen agujeros negros supermasivos. Nuestra galaxia la "Vía Láctea", tendría uno de estos monstruos devoradores de materia (como tantas otras). Recuerden estos agujeros tragan todo a su paso, y de ellos no sale nada. 
Galaxias elípticas y espirales deberían su forma a estos agujeros negros supermasivos, ya que la enorme gravedad que se forma en su centro mantendría al conjunto de la galaxia como una unidad con eje de rotación y centro.

Nuestro agujero negro supermasivo se encuentra en una región de la Vía Láctea llamada "Sagitario A".

Mientras el agujero negro está activo, atrapa y engulle toda la materia que le rodea, formando como un remolino a su alrededor. Las galaxias cuyo agujero negro aún está activo se le llaman "galaxias activas". Por ejemplo; galaxia Centaurus A, NGC 5128.

Las galaxias activas se distinguen por su forma y por la gran cantidad de radiación que emiten. El agujero negro de su núcleo se encuentra rodeado de un brillante disco de materia, polvo y gases muy calientes. Se llama a esto; "disco de acreción". Este disco gira en espiral mientras emite radiación de alta energía. El agujero negro entonces lanza al espacio enormes chorros de partículas, no desde su interior, ya que de un agujero negro no puede salir nada, sino de su entorno inmediato. Mientras más cerca se esté del agujero negro, más intensa es la radiación que emite el material del disco de acreción. Así, la periferia del agujero negro se ilumina de radiación incandescente y es fácilmente identificable.

En algunas galaxias de núcleo activo se ve salir del centro de esta, dos chorros de material perpendiculares al disco de acreción. Estos chorros de material (radiación en frecuencias de radio) se extienden más allá de los confines de la galaxia anfitriona. La emisión de energía puede ser tan larga, que en ocasiones choca con galaxias vecinas. 
Estos son los famosos "pulsos" de energía del centro de la galaxia del que hablan los contactados OVNI o divulgadores del misterio.
El problema radica en que nuestra galaxia no tiene un núcleo activo. Lo tuvo en el pasado.

Se cree que cuando el agujero negro ha consumido todo el gas y polvo de su vecindad, la galaxia activa deja de emitir grandes cantidades de energía y se transforma en una galaxia normal, como es el caso actual de la Vía Láctea.

Pero ahora los astrónomos han descubierto lo que parece ser un pulsar a tan sólo un año luz de distancia del agujero negro que tenemos en el centro de nuestra galaxia.


Un pulsar es una estrella muerta que gira rápidamente sobre si misma, miles de veces por segundo. Su tamaño es más pequeño que una gran ciudad, pero tiene más masa que nuestro Sol. Se parece a un faro encendido en la oscuridad. Un pulsar emite radiación en rayos X (también en ondas de radio y rayos gamma) con cada vuelta.
Esto es lo que esta confundiendo a muchos divulgadores, confunden el agujero supermasivo del centro de nuestra galaxia con el pulsar cercano.
Cabe agregar que la energía que estaría emitiendo este pulsar no vendría en dirección a nuestro planeta, o sea, no nos afectaría directamente.

Como datos anexos y finales a esta explicación voy a contarles, primero que nuestro sistema solar da una vuelta completa alrededor de nuestra galaxia cada 250 millones de años. O sea que durante toda su existencia nuestra estrella el Sol ha dado sólo 25 vueltas a nuestra galaxia. Segundo; que la galaxia más cercana a la nuestra se llama Andrómeda.

En definitiva; no está saliendo ningún chorro de energía, plasma (o lo que sea) desde el centro de nuestra galaxia directo hacia la Tierra, y en ningún momento esto lo a confirmado la NASA.