La ufología como temática de investigación y teorías relacionadas a la presencia de vida extraterrestre

Antes de incursionar en el álgido y basto mundo de la ufología voy a hacer referencia a conocimiento que debemos tener en cuenta al tocar este tema.

En este informe no voy a negar ni afirmar nada, como mucho puedo sugerir mi punto de vista, que es solo eso, lo que yo pienso o puedo creer sobre algo. Trataré de presentar las historias que circulan de la forma más clara y concisa posible. Vamos a estudiar juntos las teorías más interesantes de manera objetiva, pero también con mucha mente abierta. Esta perspectiva nos va a acercar más a la verdad y nos alejará de tanta fantasía que circula hoy en la red. Esto es un resumen, trataremos algunos de estos temas con mayor profundidad en futuros informes. Mi idea es que ustedes lleguen a la ufología de manera seria, para que puedan sacar luego su propias conclusiones. Es una temática muy “bastardeada” en la actualidad, denigrada e ignorada por muchos escépticos, o con altos niveles de delirio y fanatismo entre seguidores. Los extremos jamás son buenos en ningún aspecto de la vida así que busquemos un término medio. 

Origen de la vida en la Tierra

Primera imagen de la Tierra capturada desde el espacio el 24 de diciembre de 1968 durante la misión Apolo 8.

¿Nuestro origen podría ser extraterrestre?

Comencemos por el principio de la historia. Cuando me refiero al origen de la vida en la Tierra como de procedencia “extraterrestre” estoy haciendo mención a dos posibilidades muy distintas; una de origen natural y otra de origen artificial.

Una posibilidad sería el surgimiento de la vida en nuestro planeta de manera espontánea, al azar y de origen exógeno, o sea “extraterrestre”. Esto podría ocurrir si moléculas primordiales de otros mundos se vieran expulsadas al espacio exterior debido a eventos planetarios catastróficos. Estas moléculas primordiales orgánicas simples o complejas (pudiendo ser también bacterias extremófilas altamente resistentes), recorrerían largas distancias congeladas en el tiempo y el espacio, siendo transportadas en cometas, asteroides o meteoritos. Al impactar estas rocas en un planeta con condiciones adecuadas para la proliferación de vida, generarían un linaje biológico nuevo. A esto se le llama “teoría de la panspermia”. Se trataría de una "semilla primordial" transportada por el espacio exterior y capaz de generar vida en un nuevo mundo. Hoy es una teoría con muchos seguidores tanto dentro como fuera del ámbito científico, debido más que nada al hallazgo de material biológico en meteoritos que fueron encontrados y analizados en nuestro planeta.

La teoría de la panspermia suplantaría a la vieja teoria de formación terrestre de vida a partir de una “sopa primordial”, la cual sugiere que debido a las condiciones físico químicas reinantes durante la formación de nuestro planeta Tierra, se habrían generado por si solas las primeras moléculas de vida, evolucionando posteriormente a sistemas biológicos cada vez más complejos.

Pero existe otra posibilidad de origen extraterrestre de la vida en la Tierra, una teoría con muchos seguidores en el S XXI, donde se teoriza que nuestra creación no haya sido casual y natural, sino programada a través de una “inseminación planetaria” o “panspermia inducida” realizada por seres inteligentes de otros mundos que quisieron usar al planeta Tierra como un laboratorio.

Quien haya visto la película “Prometeo” recordará su primera y estremecedora escena, donde un ser inteligente de otro mundo se deja morir en un curso de agua aportando las primeras moléculas de vida a un planeta en formación.

Ya sea que dejaron aquí moléculas básicas u organismos más evolucionados, esta teoría apunta a un origen artificial y premeditado. Esto nos genera grandes interrogantes;

¿Quienes fueron nuestros padres biológicos y cual seria el objetivo del experimento?

¿Estamos viviendo dentro de una “cajita de Petri” siendo observados en nuestra evolución por civilizaciones más avanzadas?

¿Será que la especie humana no es natural al planeta Tierra sino una especie diseñada e implantada aquí para su estudio?

Hay muchas personas en el mundo que creen en esta posibilidad, por lo que se han escrito interesantes artículos y libros sobre el tema. Recordar que detrás de este tipo de teorías -muchas suenan descabelladas- no siempre se encuentran delirantes, creadores de sectas, estafadores con ansias de dinero, o ignorantes fantasiosos, sino que también hay mucha gente informada, objetiva, de estudio académico, personas de investigación y de mente racional.

Hay quienes se hacen preguntas difíciles de responder frente a las inconsistencias que surgen al analizar en profundidad la “historia oficial” que nos vendieron hace décadas sobre nuestro origen. Existen varios “eslabones perdidos” sobre nuestro origen terrestre y hasta de nuestra historia como civilización humana que no encajan como deberían como para hacerlo todo creíble e irrefutable.

Cada vez que me entero de una nueva teoría, aunque no sea comprobable aún, o plausible de ser refutada con certeza, no la descarto de entrada debido a que nuestra historia humana nos trae de recuerdo cuando científicos de antaño fueron tratados de locos y de herejes por proponer que la Tierra no era plana sino esférica o que giraba alrededor del Sol. Todo es posible hasta que se demuestre lo contrario.

La ciencia no es perfecta, con frecuencia se utiliza mal, no es más que una herramienta, pero es la mejor herramienta que tenemos, se corrige a sí misma, esta siempre evolucionando y se puede aplicar a todo. Con esta herramienta conquistamos lo imposible”, Carl Sagan.

Actualmente muchas de las teorías del famoso Albert Einstein son obsoletas debido a que la ciencia y el conocimiento general del universo avanza, otorgando así la posibilidad de responder mejor a viejas y nuevas interrogantes. No por ello Albert Einstein debe ser hoy disminuido de su categoría de genio, todo lo contrario, lo fue y lo será por siempre, porque con un conocimiento limitado en su época en astronomía y física, igual fue capaz de realizar grandes e importantes avances. Abrió nuevas puertas a la investigación para que en el futuro otros científicos como él pudieran corroborar o refutar sus teorías. Así avanza la ciencia, el conocimiento y la humanidad, poniendo todo en duda, derribando viejos paradigmas y construyendo nuevos.

Aquí les vuelvo a mencionar una frase de Alvin Toffler que podrán también encontrar en la introducción de mi blog y que me parece clave en estos tiempos que corren. Alvin Toffler fue un escritor estadounidense doctorado en letras, leyes y ciencia, conocido por sus disertaciones acerca de la revolución digital y de las comunicaciones que dijo una vez; “los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer o escribir, sino los que no puedan aprender, olvidar lo aprendido y aprender de nuevo”.

En la ciencia suele ocurrir que un científico diga: es un buen argumento, yo estaba equivocado. Se cambia de opinión y desde ese momento no se vuelve a mencionar la antigua posición. Realmente sucede, aunque no con la frecuencia que debería suceder ya que los científicos son humanos y el proceso de cambio siempre es doloroso, pero ocurre cada día. No recuerdo la última vez que algo así pasó en política o religión”, Carl Sagan.

Una aclaración antes de seguir. Cuando hago mención a alguna frase de científico, escritor o filósofo, no quiero decir con esto que estoy plenamente de acuerdo con cada pensamiento o posición de esa persona, simplemente rescato un análisis que me parece indicado para el tema a tratar. En mi caso por ejemplo admiro mucho a Carl Sagan, pero en algunos aspectos era como científico demasiado rígido, lo cual es algo tradicional en mi rubro de trabajo. Actualmente por suerte las viejas barreras mentales, emocionales y espirituales están cediendo.

Inconsistencias de la teoría evolutiva humana

Evolución humana y el "eslabón perdido"

Como vimos en el apartado anterior, el origen de la vida en la Tierra podría ser intrínsecamente terrestre o de origen extraterrestre a través de panspermia natural o inducida. Ahora vamos a concentrarnos en una hipótesis interesante que afirma que la evolución biológica se dio de forma natural para todas las especies terrestres excepto la humana. En esta teoría no se cuestiona si la vida se originó para las demás especies a partir de la llegada de moléculas simples del espacio exterior o por auto generación del planeta Tierra, sino que se centra exclusivamente en la duda de nuestro origen humano y su evolución.

Para que vean de donde surge esta teoría es prioritario analizar las inconsistencias que se desprenden de la vieja concepción sobre la evolución humana. Como bióloga puedo detallar algunas que me resultan más que interesantes y sugestivas.

El principal dilema de la famosa teoría de la evolución de Darwin son los llamados “eslabones perdidos”. Pero para comprender este tema antes debemos diferenciar dos conceptos evolutivos diferentes, ellos son el “gradualismo” y el “equilibrio interrumpido”.

A ver si me siguen el hilo de la historia, es muy interesante. En el “gradualismo” los cambios evolutivos son muy lentos, como dice la teoría; graduales. Se debería observar claramente la transición de una especie hacia otra más evolucionada, con registros fósiles de organismos intermedios que evidencien este proceso. Por el contrario, en el “equilibrio puntuado”, también conocido como “equilibrio interrumpido”, durante un largo tiempo una especie irá sufriendo cambios poco perceptibles producto de una especialización inducida por el medio ambiente que la rodea hasta que de golpe, de forma brusca, aparece una especie totalmente transformada y nueva, sino es que desaparece además por completo la forma anterior.

El “gradualismo” se defiende diciendo que la falta de formas intermedias en el registro fósil se debe a imperfecciones en la búsqueda de estos organismos. Mientras que los que defienden la teoría del “equilibrio interrumpido” afirman nunca se van a encontrar esos eslabones intermedios porque directamente no existen en el registro fósil, debido a que esos saltos evolutivos ocurrieron en poblaciones muy reducidas, localizadas en pequeñas áreas, por lo que los especímenes de transición se perdieron irremediablemente. 

En la teoría de Darwin siempre faltaron las formas de transición entre organismos unicelulares a multicelulares, entre muchos reptiles a mamíferos, siendo la mayor incógnita la transición de los simios al hombre. Debido a este motivo es que ahora una nueva teoría sugiere que el humano fue implantado en este planeta, o que fue hibridizado en laboratorio a partir de simios modificados geneticamente para desarrollar una especie más evolucionada a la fuerza. De ser así, no se encontraría nunca ese famoso “eslabón perdido” que tanto se ha buscado, apoyándose esta teoría en el equilibrio interrumpido, con la diferencia de que el salto evolutivo aquí no sería natural sino inducido. Espero hayan comprendido la diferencia.

Ya que estamos en el tema de los saltos evolutivos inesperados les comento que otra rareza de nuestra naturaleza es que estos cambios a veces se dieron al unisono en poblaciones de una misma especie muy alejadas entre si, separadas por barreras geográficas que imposibilitaban comunicación física alguna. Esto generó siempre la interrogante a evolucionistas y biólogos sobre como podía ocurrir sino había forma de interrelación o comunicación directa. De aquí deriva la idea de la “conciencia biológica colectiva” que sugiere que cuando un grupo grande de individuos de una misma especie sufre importantes cambios y se llega a una masa crítica, esta nueva información de alguna forma altera al resto de los organismos de esa misma especie independientemente de su ubicación geográfica. Sería esto una evidencia de la existencia de una red de conciencias interconectadas, que haría innecesario el contacto físico reproductivo en base a la genética para transmitir esa nueva información a la próxima generación.

El médico, investigador y filósofo Depack Chopra lo describe muy bien en su libro "sincrodestino". Allí hace referencia a las actuales teorias sobre campos cuánticos, sugiriendo un salto de un estado a otro de evolución debido a la llamada inteligencia no circunscrita. El ambito cuántico se mueve a través de información en forma de energía. Aquí podemos hablar de una intención inconsciente en cada especie que desea evolucionar. Se trata del potencial que puede tener una especie que aspira a mejorar sus habilidades. Por ejemplo, cuando los reptiles imaginaron a través de ese campo cuántico el poder volar, esto sucedió. Aquí hablamos de evolución a través de un equilibrio interrumpiudo por saltos cuánticos, y es la última teoría en boga.     

Resulta este un tema fascinante y que hasta se puede extrapolar a muchos misterios de la civilización humana. Les puedo poner de ejemplo la interrogante de como se dio que en lugares tan apartados como Egipto, Isla de Pascua, Perú o México, se crearan grandes monumentos de piedra muy relacionados en cuanto a significado y métodos de construcción.

¿Cómo se produjo la comunicación entre civilizaciones distantes en tiempo y espacio? ¿Fue pura casualidad o conciencia colectiva?

También ya sabrán hay otras teorías que apuntan a que esas grandes obras de la ingeniería fueron construidas con ayuda de fuerzas extraterrestres o que serían un resabio de conocimiento otorgado por una civilización humana muy evolucionada y antigua, de miles de años, como se manifiesta en el viejo mito de la Atlántida, que desapareció durante un gran cataclismo sin dejar rastro. 

Si logramos ir desenrrollando la gran madeja de historias orales y escritas de antiguas civilizaciones seguramente podremos acercarnos más a la verdad. Cuanto más atrás vayamos en el tiempo, más interesante y rica se vuelve la historia humana en mitos y leyendas, creo que allí se encuentra la clave de todo.

Retornando a las inconsistencias de la teoria evolutiva tradicional les voy a plantear otra interrogante que como bióloga me parece interesante. Cuando cursé la licenciatura en ciencias biológicas era parte de nuestra colegiatura el estudio de botánica, evolución, paleontologia, genética, microbiología, bioquímica, biología celular, virología, biofísica, estadística, zoología, etc. De entrada asusta porque es un compendio gigante de información en temas tan diversos. Se te capacita de esta forma para una comprensión general del impresionante planeta en el que vivimos. El mundo cambia radicalmente ante nuestros ojos en cuanto accedemos a toda esa información. Se vuelve rico en complejidad, en misterios, en incógnitas.

Todas las especies de la Tierra parecen tener una función específica, con una gran especialización y con una perfecta interrelación entre ellas. Una especie depende de otra, los nichos ecológicos se complementan o se superponen de manera que nadie se ve perjudicado, se genera así un maravilloso equilibrio natural desde la base de la cadena alimenticia hasta su tope. Pero eso no ocurre con nosotros los humanos. Somos la única especie de la Tierra que no forma parte del conjunto. No generamos aporte útil alguno al planeta, ni a ninguna especie en particular, por el contrario, actuamos de forma depredadora, como un virus que arrasa con todo a su paso, pero hasta los virus tienen su propia auto regulación y no logran salirse de ese ciclo perfecto de vida y muerte en equilibrio de este planeta.

El humano rompe con la perfección evolutiva natural de la Tierra. Nos reproducimos de forma descontrolada, sin auto regulación de las poblaciones que se expanden sin control diezmando nichos ecológicos ajenos y llevando a cientos o miles de otras especies a su extinción. No generamos cambios positivos para el medioambiente y ninguna otra especie necesita de nuestra presencia. Si desapareciéramos mañana, la Tierra volvería a tener la majestuosidad de antaño, se frenaría la mayor extinción de especies de la que se tenga registro en la historia del planeta y la vida florecería con plenitud y equilibrio.

 ¿Porqué no somos parte de tanta perfección?

¿Porqué somos la única especie en la Tierra desconectada de todas las demás y dañina?

¿Será que realmente no pertenecemos a este planeta y por ello jamás entramos a formar parte del perfecto ciclo de la naturaleza terrestre?

Mi primera visión de nuestro posible origen extraterrestre no vino de la moda de observar OVNIS sino que surgió de mi carrera como científica. Y les aseguro, tengo muchas otras interrogantes como bióloga que no logro responder. Algo me dice la historia que nos vendieron no está completa y que hay grandes errores en ella. Me da fuerza saber que no estoy sola, somos muchos investigando porque hay hipótesis o historias que realmente no encajan. Por eso cada tanto viajo a algún lugar importante para la historia de la humanidad, en vez de sentarme en una playa del Caribe a tomar margaritas y broncearme como único motivo de vacaciones.

Estar en Machu Picchu, Sacsayhuaman, Ollantaytambo, Valle del Urubamba, Teotihuacan, Chichen Itza, Uxmal, Isla de Pascua, la Antártida, la cordillera de los Andes, Tierra del Fuego, entre otros tantos lugares que ya he visitado o que visitaré si la vida me lo permite, todo eso me ayuda a conectarme mejor con la conciencia colectiva, con mitos, leyendas, tradiciones orales y escritas, con la biología de nuestra naturaleza y con recuerdos guardados y escondidos de este planeta. Se vuelve el viajar en explorar para aprender, se los recomiendo, de esa clase de experiencia no te olvidas jamás. De un viaje uno debe volver transformado, con nuevo conocimiento y con una visión más real del mundo que nos rodea, sino solo se vuelve de pasear, comer y sacar fotos.

Ecuación de Drake

Ecuación de Drake

¿Estamos solos en el universo?

No me gusta mucho decir que somos hasta ahora la única especie inteligente de la galaxia porque lo de que somos “inteligentes” lo pongo totalmente en duda como bióloga viendo los estragos que hemos causado en la Tierra. Digamos que al momento somos una especie consciente del universo que le rodea y a la espera de contactar con otras civilizaciones capaces de comunicarse.

A veces creo que hay vida en otros planetas y a veces creo que no. En cualquiera de los dos casos la conclusión es asombrosa”, Carl Sagan.

Si estamos solos en el universo, seguro sería una terrible pérdida de espacio”, Carl Sagan.

Desde que el ser humano logró salir del oscurantismo de sentirse el ombligo del mundo fue que comenzaron las grandes interrogantes de la humanidad. Entre ellas la famosa pregunta ¿existen otras civilizaciones inteligentes capaces de desarrollar comunicación hacia el espacio exterior, o de transportarse fuera de su planeta además de la nuestra?

Como científica no dudo un instante de que existen miles de civilizaciones inteligentes, así como de planetas habitados por toda clase de criaturas que evolucionan de diferente manera a la nuestra. Para mi es prácticamente imposible que seamos una excepción en un universo supuestamente infinito. Si estuviéramos solos sería una lástima, porque tarde o temprano nosotros desapareceremos y no quedaría más que materia y energía inútil en un impresionante espacio exterior vacío y desperdiciado. Demasiada creación para tan poco motivo ¿no les parece?

Debido a esta búsqueda de otras civilizaciones avanzadas el radio astrónomo y presidente del instituto SETI; Frank Drake (ver sección astronomía) decidió estimar la posibilidad de presencia de otras civilizaciones en nuestra galaxia la “Vía Láctea” capaces de desarrollar como nosotros emisiones de radio detectables en el espacio. Para ello en 1961 concibió una ecuación que pasó a ser llamada “La ecuación de Drake”.

Fue desarrollada mientras trabajaba en el Observatorio Nacional de Radio Astronomía de Green Bank en Virginia, EEUU. Esta ecuación establece los factores que se creen necesarios en el desarrollo de civilizaciones, y aunque no hayan suficientes datos aún para resolver esta ecuación con certeza, la comunidad científica igual la aceptó como de gran relevancia, es nuestra primera aproximación seria a la posibilidad de vida en otros mundos.

N = R*.fp.ne.fl.fi.fc.L

N representa el número de civilizaciones que podrían comunicarse con nosotros en nuestra galaxia la Vía Láctea. Este número dependería de varios factores que desarrollarían la ecuación.

R* representa el ritmo anual de formación de estrellas "adecuadas" en la galaxia. Cuando se habla de “adecuadas” se refiere a aquellas con similitudes a nuestra estrella el Sol.

fp es la fracción de estrellas que tienen planetas en su órbita.

ne es el número de esos planetas orbitando dentro de la llamada “ecosfera” de la estrella. Zona donde los planetas no estén muy próximos a la estrella como para ser demasiado calientes, ni tan lejos como para ser demasiado fríos. Se buscan planetas capaces de albergar vida como la nuestra.

fl es la fracción de planetas dentro de la ecosfera en los que la vida se ha desarrollado.

fi es la fracción de esos planetas en los que la vida inteligente se ha desarrollado.

fc es la fracción de esos planetas donde la vida inteligente ha desarrollado tecnología e intenta comunicarse.

L es el lapso, medido en años, durante el que una civilización inteligente y comunicativa puede existir.

Luego del desarrollo de esta ecuación, los científicos comenzaron a intentar resolverla para así lograr determinar el número de civilizaciones inteligentes en nuestra galaxia capaces en algún momento de comunicarse con nosotros. Cubriendo con los datos astronómicos que habían en esa época cada parámetro requerido de la ecuación se llegó a un estimativo inicial de que en nuestra galaxia habría un promedio de 10 civilizaciones inteligentes capaces de comunicarse. Solo en nuestra galaxia, imaginar si le sumamos el estudio de miles de galaxias más.

Con los nuevos adelantos de la ciencia muchos parámetros fueron modificados en sus valores de referencia para el cálculo. Algunos resultados de la ecuación dan más posibilidades de contacto y en otras menos, pero siempre con posibilidad de que hayan otras civilizaciones avanzadas tan solo en nuestra propia galaxia capaces de comunicarse.

Tener en cuenta también que esta ecuación se aplica a contacto extraterrestre a partir de ondas de radio y no mediante otras formas de posible interacción. 

Paradoja de Fermi y Escala de Kardashov

Investigador Enrico Fermi

La “paradoja de Fermi” surgió en 1950 en medio de una conversación informal del físico Enrico Fermi con otros colegas que trabajaban en su laboratorio. Es maravilloso ver como de debates en ciencia que no tienen porque ser grandes congresos surgen nuevas ideas. Esta paradoja se plantea la aparente contradicción que hay entre las estimaciones que afirman que hay una alta probabilidad de que existan otras civilizaciones inteligentes en el universo observable y la actual ausencia de evidencia de dichas civilizaciones.

¿Que pasa que otras civilizaciones no se comunican? ¿Donde están? ¿Se supone que al menos una ya debería haber entrado en contacto en lo que va de nuestra existencia planetaria? ¿Porque no aparecen señales de radio, sondas, o naves espaciales aunque sea a la deriva?

Obviamente aquí estamos manejando exclusivamente la versión oficial de la historia, al momento nadie a podido confirmar fehacientemente, con evidencias irrefutables contacto alguno del tipo que sea con otra civilización inteligente. El resto de las posibilidades entra en el rubro de las especulaciones, pero ya vamos a llegar a esa parte del tema más adelante. Voy desarrollando las múltiples aristas de este intrincado tema de la forma más objetiva posible para que puedan cuestionarse todo antes de tomar partido por teoria alguna.

Hay que recordar que la formulación de esta paradoja surgió en una época en la que Fermi estaba trabajando en el famoso “Proyecto Manhattan” cuyo objetivo era el desarrollo de una bomba atómica americana. El pensamiento catastrofista no tardó en llegar a Enrico (y con razón). El vislumbró la posibilidad de que toda civilización avanzada podría desarrollar con su tecnología el potencial de exterminarse a si misma, tal como se percibía que estaba ocurriendo en su época con nuestra civilización humana por el tema del manejo de la energía nuclear. El hecho de no encontrar otras civilizaciones extraterrestres implicaba para él un posible trágico final.

¿Y si las civilizaciones se destruyen a si mismas en el proceso de su desarrollo tecnológico antes de poder llegar a comunicarse? Entonces según esta paradoja la posibilidad de contacto extraterrestre se reduciría aún más.

Les voy a volver a mencionar aquí la famosa “escala de Kardashov” a la que hago referencia en la sección de astronomía y que es muy utilizada hoy en día por el famoso físico teórico americano Michio Kaku (muchos lo conocerán por documentales de NatGeo, Discovery y History Channel, excelente divulgador) para explicar las posibilidades de que hayan otras civilizaciones inteligentes en el universo.

Esta escala fue propuesta por el astrofísico ruso Nicolai Kardashov en 1964 y mide el grado de evolución de una civilización inteligente a través de su tecnología. Esta escala tiene tres categorías: Tipo I, Tipo II, y Tipo III, las cuales están basadas en el grado de evolución, sustentabilidad planetaria y colonización del espacio por parte de una entidad biológica.

En términos generales, una civilización de Tipo I ha logrado el dominio sustentable de los recursos de su planeta, no extingue especies, no contamina, usa energías auto renovables, se reproduce con control y tiene alta calidad y expectativa de vida.

Una civilización de Tipo II además de lo anteriormente citado logra también trasladarse dentro de su sistema planetario pudiendo colonizar otros planetas, formando así nuevas colonias.

Una civilización de Tipo III además de poder trasladarse dentro de su sistema solar sería capaz de trasladarse a través de su galaxia.

Nuestra civilización humana se encuentra actualmente (año 2017) en un valor de alrededor 0,72 según los astrofísicos, siquiera hemos llegado a formar parte de la civilización Tipo I, siendo que los cálculos estiman podremos alcanzar el estado de civilización Tipo I recién en unos 100 a 200 años (si logramos hacer las cosas bien) y de Tipo II en miles de años.

Un importante punto a destacar es que justamente en el nivel en que nos encontramos ahora, tratando de llegar a ser civilización de Tipo I es cuando dicen los estadistas se corre más posibilidades de desaparecer como civilización debido al mal uso de las tecnologías. Se supone que de haber existido otras civilizaciones inteligentes, su desaparición seguramente se les ha dado en este ínterín de transición de Tipo O a Tipo I. Por ende serian las menos las que alcanzarían los niveles de Tipo II y aún menos las de Tipo III.

Breve historia de la ufología

Primer avistamiento oficial a través del piloto estadounidense Kenneth Arnold

Este fenómeno mediático comenzó a tomar fuerza en la década de los años 40 con los primeros avistamientos que se volvieron noticia internacional.

Cabe destacar que coincidía en cuanto a la época con el anteriormente mencionado “Proyecto Manhattan” sobre la creación y puesta a prueba de las primeras bombas atómicas. Se vivía en esa década una evidente “guerra fría” entre EEUU y la URSS en cuanto a carrera armamentista se refiere. Eran años de mucho miedo en los EEUU, ya que la población se veía muy manipulada con el temor de una guerra nuclear con los soviéticos. Circulaban muchas noticias de espionaje y de contra espionaje en cuanto a las tecnologías armamentistas de ambas potencias. También fueron los inicios de la carrera espacial que tendría también a EEUU y la URSS en “guerra” a ver quien conquistaba primero el espacio.

Esto que les voy a contar ahora tal vez pocos lo sepan, se van a sorprender, pero el término “platillo volador” fue un error cometido por un periodista que luego fue imposible de corregir debido a su difusión masiva, error que se arrastra hasta nuestros días. Aquí les va la historia.

El 24 de junio de 1947 el piloto civil estadounidense Kenneth Arnold sobrevolaba el estado de Washington, más específicamente la “Cordillera de las Cascadas” cuando divisó una formación de nueve objetos con forma de búmerang que volaban según él a una velocidad estimada superior a los 1500 km/h. Para el piloto se trataba de naves nunca antes vistas en cuanto a forma y velocidad. Temiendo fueran prototipos de naves espías rusas en suelo americano decidió informar de lo ocurrido al FBI, pero encontró cerrada ese día la oficina donde debía hacer la denuncia. Ante su ansiedad por lo vivido decidió acudir a la prensa y conversó sobre el suceso con el periodista Bill Bequette. Arnold narró con detalle lo ocurrido y como estas nueve naves se movían como si fueran piedras rebotando en el agua, o como si uno lanzara un plato a través del agua. Resulta que el periodista al escribir la nota confundió la forma de los objetos con el movimiento y quedó como “platillos volantes”. Posteriormente Arnold aclaró esta confusión pero fue demasiado tarde, ya se había instalado ese término en la mente colectiva.

Les dejo una cita muy ocurrente sobre este “accidente periodístico” que se le atribuye a un tal Ricardo Campos (no tengo idea quien es).

Muy probablemente, a partir de entonces, todas las razas alienígenas que han visitado la Tierra han tenido que re diseñar sus naves interplanetarias para adaptarse al error de un periodista de un diario local de Estados Unidos del año 47.

Luego de este incidente y varios más, podría decirse que cundió el pánico dentro del gobierno de los EEUU, especialmente entre sus fuerzas armadas temiendo nueva tecnología soviética sobrevolando impunemente suelo americano y encima asustando a la gente. Debido a esto, el presidente Harry S. Truman ordenó una serie de investigaciones para aclarar los hechos.

Dentro de los participantes de esa investigación se encontraba quien seria posteriormente el director científico del llamado “Proyecto Libro Azul”, el astrónomo Allen Hynek quien tomó la decisión de cambiar el viejo término de “platillos voladores” por el de “objetos voladores no identificados”, en su abreviatura; OVNI. También fue el creador del concepto “encuentros cercanos”.

El famoso “Proyecto Libro Azul” resultó ser un detallado estudio sobre estos objetos voladores no identificados que comenzó en el año 1952 y finalizó en el año 1969, a cargo de la USAF (fuerza aérea americana). Lo que se buscaba era determinar si estos incidentes eran una potencial amenaza para la seguridad nacional de los EEUU o simplemente eran avistamientos aéreos con valor militar alguno. En ningún momento el proyecto pretendió buscar alienígenas, se trataba exclusivamente de un tema de seguridad nacional.

En el ínterin del proyecto se recabaron 12.618 informes de avistamientos. Se concluyó que la gran mayoría eran mal interpretaciones de fenómenos naturales o aviones convencionales, pero 701 casos (6% aprox.) se clasificaron como inexplicables.

Si habrá sido increíble ese año de 1947 que a un mes de esa primera observación oficial que salió a la prensa producto del avistamiento de Kenneth Arnold ocurrió el famoso “Caso Roswell”.

En julio de 1947, un granjero de Nuevo México (EEUU) descubre restos extraños dispersos en tierras de su rancho. Se lo comunica al sheriff de su poblado el 5 de ese mes. Rápidamente la noticia llegó a la prensa, la que le dio un toque espectacular al evento “fuerzas aéreas capturan platillo volante en un rancho de la región de Roswell". Posteriormente un general de la base militar de Fort Worth (Texas) desmiente lo del platillo volador y aclara de que se trataba de restos de un globo meteorológico. La prensa pudo fotografiar los restos de tiras de goma, papel aluminio, cartón y varillas de madera. Luego se dice que los verdaderos restos fueron sustituidos por la brigada que estudió el suceso cuando llevaron el material verdadero a la base de Fort Worth.

Cabe destacar que en esa época era muy común el uso de globos meteorológicos como parte de un proyecto militar norteamericano que pretendía estudiar la calidad del aire a niveles altos de la atmósfera buscando indicios de posible actividad nuclear soviética.

Luego de este suceso comenzó la histeria colectiva con acusaciones de encubrimiento del gobierno norteamericano, no solo de una supuesta nave extraterrestre estrellada sino también de cadáveres alienígenas, pasando a ser la famosa “Área 51” dentro de una base militar en el desierto de Nevada, a pocos kilómetros de Las Vegas, una zona de culto para los amantes de la ufología, ya que se dice allí se encontraría la famosa nave y los restos alienígenas.

Increíble que los americanos que fueron incapaces siquiera de lograr mantener a salvo del espionaje sus importantes proyectos sobre energía y armas atómicas si lograran ocultar cadáveres alienígenas y una nave espacial durante décadas. Este comentario se los dejo para que lo piensen fríamente.

La “ufología” se volvió por entonces una fuente noticiosa importante para la prensa escrita. Rápidamente se dieron cuenta que con cada informe de un nuevo avistamiento se vendían muchos más periódicos, la gente estaba ávida de información, por lo tanto la caza de esa clase de noticias se transformó en valiosa. En esa época no era tan común la fotografía, por lo que los relatos de quienes presenciaban avistamientos OVNI solian ir acompañados en el artículo de prensa con una imagen realizada por un dibujante que describía la forma del objeto, o del evento si se carecía de foto de lo ocurrido.

El fenómeno rápidamente salió de los EEUU y se extendió por el mundo entero. Recuerdo que en la década de los 70 (yo nací en el año 1971) comencé a guardar artículos periodísticos sobre ufología que aparecían en el diario uruguayo “El Día”, el cual mi padre compraba toda la semana. Él era además de químico y veterinario un historiador, y gustaba de hacer carpetas con información relevante en política y ciencia. Nos peleábamos por los recortes de periódico cuando aparecía un caso de ufología ya que yo quería esa sección para mi carpeta así hubiera detrás otra noticia que le interesara guardar a mi padre. Pero él siempre terminaba cediendo ante mi gran interés en el tema siendo tan pequeña.

Recuerdo que le leía a mi madre esas historias y ella se asustaba, especialmente al ver los impactantes dibujos que aparecían en la prensa, por lo que luego mi madre tenia miedo de salir al jardín de nuestra casa durante la noche no fuera ser que apareciera un OVNI. En ese tiempo los casos más impactantes para la gente eran los fenómenos nocturnos. Mi padre me acusaba de asustar a mi madre, lo cual hoy en día me resulta muy divertido de recordar. 

Ufología en nuestros días

Carretera que conduce a la base militar donde se encuentra la famosa "Área 51"

Actualmente el estudio de la ufología en términos generales perdió mucha credibilidad, se ha llegado a un camino casi sin salida en cuanto a calidad de información debido más que nada a la impresionante cantidad de informes falsos o tendenciosos que circulan por la red. Basta hacer una búsqueda por Google o entrar a You Tube para que te asalten un sin número de vídeos de dudosa reputación (así como quienes los transmiten). 

Se tiene también otro tanto de desinformación que busca el éxito televisivo. Hay un programa que se emite en México que se llama “Noticiero Tercer Milenio”, sale al aire todos los días como un informativo que dice transmitir “las verdaderas noticias”. Resulta entretenido de ver, aunque a veces me indigna tanto que termino abandonando la transmisión. El noticiero trata sobre eventos climáticos extremos a nivel mundial, adelantos de la ciencia, actividades de protección ambiental o animal y misterios varios que resultan interesantes, pero cuando entra en el rubro de la ufología, que es por lo que lo sigue la gran mayoría de los televidentes, ahí el programa se vuelve mediocre y deja de resultar creible para quienes buscamos información de calidad.

Este programa hasta a publicitado fenómenos de “The Hum” (leer apartado sobre este tema en geología) siendo que las grabaciones que muestran son claramente falsas. Como explico en el apartado de "The hum" estos fenómenos acústicos son faciles de falsificar. Esta gente siquiera se toma la molestia de analizar lo básico, y así llega la desinformación al televidente ávido de “tragarse” lo que sea que les vendan.

No confundir por favor con el programa español “Cuarto Milenio” que si es de buena calidad en cuanto al trabajo de investigación periodística que realizan y a la información que brindan, donde se desarrollan excelentes debates. Lo recomiendo.

Para empezar hay que aclarar un término que esta siendo muy mal utilizado y vilipendiado. El termino “OVNI” significa “objeto volador no identificado” no significa “nave alienígena”. En inglés se denominan “UFO”, o sea “unidentified flying object”, mismo significado en español o en inglés.

Cada vez que escucho en el noticiero de “Tercer Milenio” (o en cualquier otra parte) que se hable de OVNIS como naves alienígenas me molesto mucho. Yo entiendo que con eso generan “rating” televisivo y que no vende de igual manera una imagen difusa que puede ser cualquier cosa si dijeran que no se sabe que es y que se aceptan sugerencias, a decir que una nave alienígena nuevamente fue captada por las hábiles cámaras humanas, o por los famosos “cazadores de OVNIS”.

Desde el apogeo de los drones sobrevolando el cielo con sus luces de colores y aspecto futurista (los veo aún cuando saco a pasear a mi perra a la plaza del barrio), hasta la posibilidad de desarrollar animaciones digitales de tal calidad que nos dejan de boca abierta en películas, o publicidades televisivas donde animales hablan o naves espaciales atacan, es que hoy en día todo lo que sea filmografía prácticamente ya no sirve para nada como prueba. Cualquiera puede trucar con mayor o menor habilidad todo tipo de fotografías o filmaciones.

Hace pocos días circulaba en You Tube un nuevo vídeo, de los miles sobre “OVNIS” que allí se encuentran y que se difunden de forma viral en las redes sociales, donde se observaba claramente un drone en vuelo nocturno con sus luces multicolores al cual con edición digital le habían agregado un supuesto portal inter dimensional que el aparato abría en el cielo para luego desaparecer. Y la gente fascinada reproduciendo el fenómeno y convencida eso era cierto. Se vuelve imposible hoy por hoy confiar en ningún vídeo salvo que haya sido filmado por varias personas al mismo tiempo en un evento colectivo.

A ver si les queda en claro; ningún vídeo o foto seguramente pueda confirmar una presencia extraterrestre en nuestro planeta hoy en día. A lo sumo puede dejarnos con la duda cuando se dan avistamientos masivos, filmados desde diferentes ángulos por varias personas, siendo estudiados estos casos a conciencia por la fuerza aérea local, internacional, organismos de seguridad nacional e internacional y por expertos DE VERDAD en ufología que puedan llegar a la conclusión de que realmente no tienen explicación. Existe gente seria en el tema, no crean que no. La gran mayoría vinculados a la rama militar aérea o autodidactas que no buscan la fama mediática, que se mueven con total objetividad y ojo critico, sumado a la experiencia de décadas de estudio de las infinitas posibilidades que otorga hoy por hoy la tecnología tanto civil como militar. Sin contar obviamente que hay muchos artefactos militares de espionaje que el común de los humanos desconocemos.

En EEUU existe una organización llamada "MUFON" que estudia casos de supuestos OVNIS muy seriamente. 

Si que han ávido casos increíbles a lo largo de la historia de avistamiento de objetos no identificados que nos han dejado asombrados y con un gran beneficio a la duda de si actualmente estamos siendo visitados por otras civilizaciones avanzadas, no se puede negar que algo ocurre y no se sabe bien que es.

Desde lo personal puedo contarles mi humilde experiencia en el tema. Estaba en México visitando las pirámides de Teotihuacan, precisamente estaba por subir a la pirámide del Sol. Me dispuse a tomar una batería de fotos de la pirámide desde abajo para luego sacar otra gran cantidad de fotos desde la cima. Cuando llego al hotel y las reviso para ver cuales iba a utilizar en mi diario de viaje me doy cuenta de que en una de las fotos aparece un pequeño objeto metálico de forma redonda en el cielo por encima de la pirámide. Agrando la imagen y aunque borrosa se veía claramente esa presencia. Esto ocurrió en el año 2011, cuando aún no estaban de moda los drones. Lo interesante de la fotografía es que estudiando la secuencia que había realizado con menos de un minuto de diferencia entre una toma y otra, solo en esa foto apareció el objeto. No era algo que pudiera moverse lentamente como un globo, ya que hubiera aparecido en las otras tomas. El reflejo que emitía la imagen agrandada se notaba de procedencia metálica y redondeada. Si hubiera sido un avión debido a la altura y al ángulo, tendría que haber salido en fotos que saqué segundos después. Se la envié a un experto en el tema, la analizó y me dijo que claramente era un OVNI, o sea, un objeto volador que no se podía identificar y que correspondía por sus características a lo que normalmente se le cataloga como una posible nave alienígena. Quedé fascinada con la experiencia, luego pude enterarme que en esa zona, como en tantas otras donde existen yacimientos arqueológicos de importancia para la humanidad, sumado al volumen enorme de turistas que los visitan diariamente, suelen ocurrir este tipo de fenómenos extraños quedando registrados en vídeo o foto.

Pasemos ahora a analizar el tema desde otra perspectiva. Como les decía anteriormente, el uso de filmaciones y fotografías en la actualidad no es la mejor forma de encarar este tema debido a tanta evidencia falsa que circula. Por lo que nuevamente debemos trasladarnos a los orígenes.

Hoy en día hay dos ramas claves de investigación que siguen siendo útiles. Una linea es el estudio de evidencias de visita extraterrestre en nuestra cultura antigua a través de imágenes que no condicen con la época de dibujadas en cuanto al nivel de tecnología de esa civilización. Así aparecen glifos en el antiguo Egipto que se asemejan a helicópteros o en yascimientos mayas a astronautas y naves espaciales. También en cuanto al aspecto morfológico diferente al que presentaban los humanos de esas culturas antiguas, pero si muy parecidos a las actuales referencias anatómicas de supuestos seres extraterrestres o de astronautas modernos. En Egipto se hace referencia a seres de cabezas alargadas y en culturas mayas aparecen seres que parecen portar escafandras o cascos. A este tipo de estudio hoy se le llama de “antiguos astronautas”. Estas investigaciones actualmente se encuentran lideradas por Erick Von Daniken, Giorgio Tsoukalos y el español J.J. Benitez, entre otros. Les nombro a ellos tres porque a mi parecer analizan estos temas con seriedad.

En mi apartado de documentales encontrarán “Recuerdos del futuro” de Erick Von Daniken y el primer capítulo de la serie "Planeta encantado" del investigador y escritor español J. J. Benitez . Viendo estas dos obras podrán acercarse mejor a esta teoria de extraterrestres visitando la Tierra en tiempos pasados. Sino en You Tube pueden encontrar la famosa serie de History Channel “Alienígenas Ancestrales” con Daniken y Tsoukalos (el del cabello raro) a la cabeza de esos informes asombrosos. Vale la pena ver cada capítulo.

Otra linea de investigación ufológica muy interesante surge de los relatos personales actuales y de la transmisión oral antigua. Recuerden la historia de la humanidad se ha transmitido desde el origen no solo mediante escritura, esculturas o imágenes pictóricas, sino también mediante mitos y leyendas.

Todas nuestras civilizaciones antiguas hacen alusión de alguna manera a dioses que bajaron del cielo a la tierra a brindar conocimiento y ayuda. El patrimonio cultural que poseemos como humanidad de estas transmisiones orales se vuelve clave a la hora de investigar nuestros orígenes y el posible contacto con seres de otros mundos.

Como pueden ver el termino “ufología” puede derivarse a numerosas e interesantes ramas de estudio y no solo a perseguir con una cámara objetos voladores en el cielo. Eso sería tan solo la parte más fácil o divertida del tema.

Clasificación de los OVNIS en fases

Se habla de abducciones de animales y personas por parte de entidades extraterrestres.

En el año 1972 el director científico del “Libro Azul” (Allen Hynek) propuso la clasificación de los fenómenos que estaba estudiando en tres clases o fases como para poder diferenciarlos.

Observaciones del primer tipo; se da cuando se divisa un objeto volador no identificado (OVNI) en el cielo o posado sobre el suelo. Esta fase es la que reúne la mayor cantidad de eventos registrados durante su estudio.

Observaciones del segundo tipo; se da cuando el objeto además de ser visto en el cielo, deja cualquier tipo de huella como ser vegetación quemada o marcas en la Tierra. No confundir con los “crop circles” o “circulos de cultivo”. Este fenómeno debería ser estudiado a parte y no englobarse en esta fase al no estar directamente asociado a avistamientos OVNI. Más adelante les prometo haré un informe sobre este fascinante tema. Espero algún día poder viajar a Inglaterra a verlos personalmente ya que allí se dan en mayor volumen y son algunos muy elaborados. 

Observaciones del tercer tipo; esto se da cuando además de una nave se observa a sus tripulantes. En esta fase ocurrieron para Hynek los más escasos reportes, pero igualmente los tuvo.

Posteriormente otros investigadores en ufología agregaron una cuarta fase (encuentros cercanos del cuarto tipo) cuando se abducen humanos y se los transportan a sus naves para realizar supuestos experimentos científicos de reproducción e hibridación. Las historias son escalofriantes y los casos se han acumulado al correr de los años en todo el mundo. No se sabe si se trata de histeria colectiva, hipnosis inducida, o que realmente como dicen muchos investigadores es un hecho real que está ocurriendo tanto con animales como con humanos. Deberé hacer un informe específico para este tema porque resulta creo yo la parte más increíble e interesante de investigar de la ufología moderna.

Clasificación de los OVNIS por forma

Diferentes formas se han avistado a lo largo de la historia en la temática OVNI

Según Hynek, los avistamientos realizados a la distancia podrían ser de tres tipos; luces en el cielo, actividad en los radares, objetos en el cielo.

En cuanto a las formas de los OVNIS las descripciones son extremadamente variadas y con evidentes cambios al correr de las décadas. Desde que surgió el famoso término “platillo volante” y aunque se trataba de una referencia errónea como anteriormente les comenté, igualmente la paranoia colectiva hacía ver a las personas objetos con forma de plato surcando los cielos. Luego pasaron a registrarse avistamientos de otras formas redondeadas con mayor o menor parecido a los platos volantes tradicionales. Recuerdo allá por la década de los 80 cuando se pusieron de moda los avistamientos de OVNIS en forma de cigarro, como si fueran tubos alargados. En ese momento comenzó a hablarse de naves nodrisas, que serían más grandes y transportarían a otras naves de observación más pequeñas. Ya más actualmente se empezaron a divisar objetos de forma triangular o con forma de búmerang, que condicen con los modelos de aviones militares y de espionaje más sigilosos y avanzados que existen en la actualidad.

Los tamaños varían considerablemente en función del modelo, se dice que los avistamientos de formas alargadas eran de mayor tamaño que las tradicionales en forma de disco. Muchos de estos objetos se describen con luces intermitentes y hasta de colores, y en todos los casos no generan ruido. Durante la noche suelen verse muy brillantes. Sus movimientos son asombrosamente rápidos y precisos, pudiendo detenerse de golpe en el cielo, para luego en una fracción de segundo salir disparados a velocidades supersónicas sin producir el llamado “estallido sónico”, que genera una ruptura en la atmósfera con ruido similar a un fuerte trueno u explosión. Al momento ninguna nave terrestre tripulada puede realizar este tipo de maniobra en silencio sin contar que debido al principio de inercia, al salir disparada una nave tripulada a semejantes velocidades supersónicas mataría a los ocupantes en su interior por ruptura de órganos internos.

También se habla de que algunos objetos suspendidos en el aire se desvanecen sorpresivamente, generando la suposición de que manejan además la posibilidad de la invisibilidad.

Los avistamientos de objetos voladores no identificados hoy en día no solo se dan dentro de nuestro planeta sino también por fuera. En transmisiones “en vivo” desde la Estación Espacial Internacional se han visto “formas” que se desplazan a gran velocidad no solo entrando a nuestra atmósfera, sino también saliendo de ella, lo cual resulta completamente increíble de ser estas grabaciones verdaderas, ya que estarían moviéndose en contra de la ley de gravedad, por lo que no se trataría de objetos de origen natural, como podría ser el paso de meteoritos por nuestra alta atmósfera.

En los últimos años se han registrado también avistamientos aún más asombrosos como ser supuestos humanoides o “brujas” voladoras. Como les comenté anteriormente no hay que fiarse mucho de las filmaciones, pero las hay muy variadas y además han habido muchos relatos de personas que dicen haber visto estas extrañas presencias. 

Lo más interesante es que estos avistamientos de supuestos humanoides voladores condicen con imágenes de dioses de antiguas civilizaciones tanto de Europa, Oriente como América. Representando a seres mitológicos alados y con aspecto de astronautas. Hasta uno termina recordando el folclore antiguo de las brujas nórdicas sobrevolando el cielo con escobas. ¿De donde surgieron esas ideas en aquella época? Todas estas imágenes antiguas se parecen mucho a los modernos trajes de vuelo autónomo y a los vídeos que se captan actualmente.

Resulta con este tema mucho más interesante el paralelismo de las imágenes antiguas con estos seres voladores modernos, que los vídeos actuales que circulan en la red, la gran mayoría filmados en México, de supuestos extraterrestres voladores que parecen usar un equipo de vuelo autónomo. Recordemos que estos ya no son exclusivos de uso militar o de astronautas. Puede que hasta haya algún que otro avivado haciendo peripecias con trajes extraños solo para captar la atención y susto de la gente que los filma y los sube a las redes. Las posibilidades son muchas y no hay que descartar ninguna.

Para terminar con esta sección queda recordar que existen como términos de referencia hoy en día no solo los OVNIS sino también los OSNIS, que se trataría de "objetos sumergibles no identificados". No solo se relatan avistamientos surcando los cielos o posándose objetos sobre la tierra, sino que además existe a lo largo de la historia, tanto oral como escrita, relatos sobre objetos que salen del agua o que ingresan a ella.

¿Estará relacionado el mito de la Atlántida o la leyenda del triángulo de las Bermudas a la presencia de OSNIS? 

Análisis sobre las posibilidades del no contacto extraterrestre en la actualidad

Similitudes en esculturas antiguas con posibles astronautas del presente

Viendo vídeos, entrevistas, documentales y debido al enorme volumen de bibliografía de todo tipo que hay sobre ufología pareciera ser que seres extraterrestres están aquí entre nosotros interaccionando y hasta tomando decisiones con nuestra humanidad desde hace mucho tiempo e instalados en circulos de poder. Esto básicamente resume lo que piensan millones de personas en el mundo. Se habla de reptilianos, de raza de los grises, de los que parecen nórdicos y son altos, delgados y con largas cabelleras rubias, etc.

Podría pasarme horas comentando las infinitas teorías conspiratorias que circulan por el planeta. Quien quiera entrar en esta parte complicada del tema puede hacerlo a gusto y con paciencia porque circula en la red muchísimo material.

Les voy a plantear mientras algunas interrogantes para un ejercicio mental basado en la premisa de que aún no podemos confirmar con certeza la existencia extraterrestre en nuestra Tierra.

¿Los extraterrestres será que vinieron en el pasado y se marcharon?

Dada la infinita referencia religiosa, de mitos y leyendas, de esculturas y dibujos de civilizaciones antiguas que hacen referencias a seres o aparatos muy semejantes a naves voladoras y astronautas modernos, parecería ser mucha coincidencia.

Hay quienes piensan que al igual que hace un explorador terrestre cuando llega a un lugar desconocido, lo recorre, toma unas muestras, saca unas fotos y por allí continúa su viaje. Así podría haber actuado en el pasado alguna civilización avanzada.

¿Será que pasaron por aquí, dejaron algunas enseñanzas u objetos con los humanos que se encontraban en esa época y prosiguieron su viaje?

¿Será que civilizaciones avanzadas cercanas se han destruido antes de contactarnos?

Esta premisa se apoya en la fuerte convicción de científicos de que la gran mayoría de la civilizaciones de Tipo O se autodestruyen cuando están por pasar a ser civilización de Tipo I. Y aunque logre llegar una civilización a ser de Tipo II o de Tipo III, no se le asegura una vida eterna, algún suceso galáctico cataclísmico podría borrarlas en un instante. La vida en el universo es muy frágil, porque el universo es un sitio muy peligroso en fenómenos naturales violentos.

¿Será que vivimos en una zona muerta?

Muchos astrofísicos proponen que a lo mejor tuvimos la mala suerte de desarrollarnos en una zona de la galaxia donde se han dado pocas posibilidades de desarrollar vida, y que a lo mejor nuestra galaxia la Vía Láctea no sea de las más afortunadas. Como quien vive en una ciudad y ve mucha gente en la calle todos los días, en comparación a quien vive en medio del campo y con suerte ve pasar una persona por semana frente a su casa. El espacio puede llegar a ser infinito y el aislamiento enorme.

¿Será que no los vemos pero ellos si nos ven?

Aquí volvemos a la posibilidad de ser un experimento. Tener en cuenta que si una civilización extraterrestre logra atravesar el vasto espacio, miles o millones de años luz de distancia, su tecnología sería muy superior a la nuestra. Puede que sus naves estén allí todo el tiempo y no las veamos. Puede que nos estén observando todo el tiempo y estudiando, y que sea solo un pequeño grupo de personas los que logren captar lo que sucede.

Por ejemplo veamos a las hormigas, una de las poblaciones de animales más evolucionadas en cuanto a trabajo, jerarquías y sostenibilidad biológica que tenemos en este planeta. Ellas diariamente están absortas en su mundo perfecto y organizado sin tener conciencia de que estamos junto a ellas, y que el mundo es mucho más grande que un hormiguero.

¿Será que nuestro intento de comunicación con ondas de radio resulta para ellos obsoleto?

Por ahí captan nuestras señales y nos envían las suyas en un rango o tipo de comunicación que aún no hemos logrado descifrar. Nos concentramos demasiado en las emisiones de radio. Que no los percibamos hoy no quiere decir allí no estén.

¿Y si no les interesa comunicarse?

Para ellos puede que nosotros seamos menos que hormigas, y viendo que no tenemos absolutamente nada que aportarles en cuanto a nuevo conocimiento por ahí prescinden de nuestra fastidiosa presencia.

Interesante resulta aquí mencionar la teoría de Stephen Hawking de que así como seguro habrán civilizaciones avanzadas buenas tal vez podrían haber de las otras y que lo que estamos haciendo no es lo adecuado.´Hemos convertido a la Tierra en un “arbolito de navidad”, emitiendo señales al espacio profundo de todo tipo y hasta enviando sondas con detalles de nuestra ubicación y biología. ¿Y si eso lo descubre un “vecino” no amigable?

Por mismo motivo puede ser que civilizaciones avanzadas hayan generado un bloqueo externo de su planeta para que no pueda ser visto o detectado de forma alguna, de manera de evitar visitas indeseadas. Recuerden lo que les pasó a los indígenas americanos cuando los primeros españoles detectaron sus fuegos en las orillas de las playas y bajaron de sus barcos armados a ver que podían obtener. Tenemos que aprender de nuestra propia historia.

¿Será como dicen las conspiraciones que el contacto con entidades extraterrestres ya existe, se da en altas esferas de poder y se le oculta a las masas?

No me extrañaría sucediera esto debido a nuestros antecedentes en guerras, histeria colectiva y fanatismo religioso. No creo aún la humanidad tenga la madurez suficiente como para enfrentar una revolución mental, emocional y espiritual semejante. Estamos a años luz de evolución en cuanto a conducta humana como para poder afrontar tal cambio de paradigma. Por ahí están solo esperando el momento indicado para informar al grueso del planeta lo que está pasando.

¿Y si estas entidades evolucionadas ya no tienen cuerpo físico?

Esta es otra teoría. Que algunas civilizaciones han llegado a un grado de evolución tan grande que han prescindido de las formas físicas con tiempo de vida limitado y habrían evolucionado hacia una conciencia cósmica a nivel etérico, lo cual explicaría muchos de los conceptos religiosos y metafísicos que manejamos en este planeta actualmente. Por ahí no estamos tan errados en nuestras creencias y podríamos comunicarnos con ellos si abrimos nuestros canales de percepción y consciencia como muchos dicen que hacen para comunicarse con estos seres.

Aquí les dejo una frase que me encanta, y de la que no se la autoría; “ver para creer o creer para ver”. Hasta que no abramos nuestra mente seguiremos cerrados a no querer ver lo que tememos.

¿Será que existen en dimensiones diferentes a la nuestra?

Nosotros nos manejamos en cuatro dimensiones (ancho, altura, profundidad, tiempo) pero los físicos aseguran hay muchas más. Astrofísicos hoy manejan ecuaciones teóricas de hasta 11 dimensiones posibles.

¿No será que estamos junto a otras civilizaciones pero por un tema de percepción no podemos verlos?

¿Será por ello que se dan tantos fenómenos paranormales?

Tal vez unos pocos afortunados logran contactar con otras dimensiones y sus seres. De allí surgirían las personas que dicen canalizar entidades superiores.

 

Podría seguir enumerando un sinfín de posibilidades más que evalúan tanto científicos como filósofos en el tema. Resulta interesante y muy educativo para nuestro ser el que nos hagamos estas preguntas y tratemos de encontrar una respuesta que nos satisfaga. No importa sea o no la verdadera, difícilmente podremos llegar a saber en nuestra generación de vida las respuestas a tales interrogantes. Igualmente, si todos aportamos un profundo análisis de temas trascendentales, conectándonos de alguna forma con el Akasha, esa conciencia universal donde se supone se encierra toda la información del universo, empujaremos así con nuestro trabajo mental y espiritual el formar una masa crítica que ayude a que el grueso de la humanidad avance en estos temas y no quede sumida en la ignorancia, solo persiguiendo luces de colores en el cielo con una filmadora.  

Reflexiones finales

Foto mía con traje de astronauta de la NASA al fondo.

Si fuimos una especie sembrada en este planeta ¿nos estarán observando nuestros creadores? ¿será ese el motivo de la visita de entidades extraterrestres a nuestro planeta? ¿Será el motivo por el que no intervienen, como haría cualquier científico serio en un laboratorio frente a un experimento en curso?

¿Que el origen humano sea terrestre o extraterrestre cambia en algo tus creencias? ¿Te afectaría descubrir que no somos una especie propia del planeta sino implantada? ¿Si fuéramos un experimento de laboratorio crees que ha sido el nuestro un experimento exitoso?

Hay algo que quiero aclarar como científica ya que a muchos este razonamiento les puede ser útil. Me causa gracia cuando alguna gente dice que seres de otros mundos vienen aquí por nuestros recursos naturales. Pues les aviso que en este planeta existen los mismos recursos que en cualquier otro en cuanto a agua y minerales. Solo en nuestro sistema solar pueden encontrar suficiente líquido en planetas y lunas así como toda una gama impresionante de minerales. Cualquier civilización altamente avanzada resolvería fácilmente la “terraformación”. Les cabría la forma o de generar atmósfera en un planeta que no la tiene o de formar ciudades tipo domo, cerradas, con las propiedades físico químicas necesarias para las especies que la habiten. Así se piensa terraformar a Marte en el futuro por parte de los humanos. Tampoco vendrían aquí por recursos alimenticios ya que civilizaciones avanzadas lograrían sintetizar cualquier producto que necesitaran. La teoría de que vienen aquí porque tienen problemas reproductivos y necesitan de mujeres humanas para hibridar y por eso los supuestos raptos extraterrestres tampoco tiene asidero alguno. Nosotros siendo una civilización que siquiera llega a nivel de Tipo I ya manejamos reproducción "in vitro" y hasta la clonación. Ese tampoco sería un motivo. En definitiva aquí en este planeta no existe nada que pueda necesitar civilización avanzada alguna. Siquiera tenemos conocimientos que podamos aportarles que les sean útiles. Hay que empezar a ser un poco más humildes, caer en la realidad que a nivel del universo no somos nada. Si alguien pasa por aquí a visitarnos será de buena fe o de mala fe, pero no por necesidad alguna. Como mucho podrían venir hasta aquí para conocernos, por curiosidad, para estudiar nuestra biología, nuestras creencias, nuestro proceso evolutivo, y las otras especies que habitan el planeta, solo por mero interés antropológico. 

Otra teoría que quiero dejarles antes de finalizar este informe surgió de un debate que tuvimos hace un tiempo entre físicos y biólogos de forma informal en la cafetería de la universidad donde yo estudié y trabajé. Allí solíamos reunirnos un grupo afín de vez en cuando a tomar un café mientras divagábamos en ciencia. Que útil que se volvían esos encuentros informales. En esas tertulias siempre surgían temas interesantes. Algo que me llamó poderosamente la atención fue que varios barajábamos misma teoria en cuanto al tema de las visitas extraterrestres, y esa teoria era de que esas visitas de seres evolucionados no era más que nuestra propia humanidad en el futuro, una vez que hayamos pasado de Nivel O a Nivel I o tal vez Nivel de civilización Tipo II y que simplemente al lograr manejar el tiempo y el espacio, podríamos hacer visitas a nuestra propia historia a fin de estudiarla mejor y obtener más información de tiempos remotos. Lo cual nos dejaba muy contentos ya que si se trataba de esta posibilidad, quería decir que al final logramos no autodestruirnos en el futuro.

Hay una teoría que dice que si viajamos a nuestro pasado y lo alteramos de alguna forma todo el futuro cambia, pero hay quienes sostienen que si viajamos al pasado y simplemente dejamos pequeñas huellas de nuestra presencia futura, el cambio de nuestro destino no sería tan radical, pero si ayudaría a que la evolución se diera de forma más consciente. Tal vez por ello la presencia de los humanos del futuro en las antiguas civilizaciones, dejando un legado oculto que nos sirviera como guía. 

Otra posibilidad podría ser que humanos del futuro viajen a nuestro pasado a advertirnos de errores que vamos a cometer y que pueden ser catastróficos. Si lográramos en un futuro manejar la posibilidad de viajar en el tiempo, el poder redirigir nuestra historia se convertiría en una oportunidad a tener en cuenta. 

La apertura del espacio tiempo no tendría porque darse exclusivamente por humanos evolucionados del futuro, esos portales interdimensionales podrían abrirse mediante otras civilizaciones inteligentes y avanzadas o como dicen algunos científicos que estudian física cuántica, pueden ser portales que se abren de forma natural, por ruptura o "rajaduras" en el entramado cuántico. Eso explicaría la aparición repentina de naves, objetos o seres extraños, que tan solo duran unos minutos a la vista y luego desaparecen o se desvanecen. Los multi universos podrían interconectarse. En esta teoría trabajan investigadores que estudian misterios como el del triángulo de las Bermudas, desaparición y aparición repentina de personas (existen muchos informes al respecto al correr de la historia) y hasta quienes estudian la leyenda del famoso monstruo del Lago Ness. De esto les voy a escribir un informe más adelante porque es muy interesante como ese mito a evolucionado del pasado al presente. Van a sorprenderse con las nuevas teorías. Por el momento, todo esto entra en el rubro de las especulaciones. 

Vivimos y morimos con interrogantes demasiado profundas que no logran ser aún aclaradas. Tal vez algún día tengamos respuestas a todo o tal vez eso no llegue nunca. Desde el comienzo de nuestra civilización humana hemos tenido miedo a lo desconocido, a la oscuridad y a la muerte. Nos refugiamos en un principio en el respeto a los elementos y fuerzas de la naturaleza (luna, sol, otras estrellas, fuego, lluvia, trueno, relámpago, etc), creando dioses que los representaban, venerándolos en la búsqueda de protección y abundancia. Luego pasamos a desarrollar creencias más elaboradas entrando en el mundo de las religiones. Estas se volvieron sectarias, dominantes, discriminatorias, generando miedo al castigo en caso de incumplir sus normativas. Igualmente a muchos les colmó su expectativa de como sobrellevar los misterios de la vida (nacimiento, enfermedad, muerte), debido a ello se propagaron con tanta vehemencia por todo el mundo, sin contar que han sido un gran ejercicio de control político sobre las masas y de adoctrinamiento con fines nada espirituales pero si muy útiles para mantener a raya a la plebe. Durante centurias eso nos funcionó, pero luego ya no fue suficiente para un grupo rebelde en cuanto al ansia de conocimiento verdadero, pasando a ser las creencias religiosas para estos seres algo así como “cuentos para niños”. Igualmente, cada tantas décadas surgen nuevas modas religiosas, se van reciclando o re actualizando sin que las antiguas y milenarias mueran del todo. Así ahora tenemos a muchos católicos fanáticos hablando mal de la “nueva era” y tratando a sus seguidores de caer en grupos sectarios cuando la propia iglesia católica es una enorme y poderosa secta. Cuando surgió el catolicismo cayeron otras creencias politeistas más antiguas y así a sido siempre. La propia religión católica es un "refrito" de creencias de antiguas civilizaciones. No inventaron nada nuevo.

Milenio tras milenio todo se transforma, y no hay manera de evitarlo, es parte de la evolución humana. Algún día y sino desaparecemos como especie, seguramente todas las religiones que se manifiestan hoy en nuestro planeta serán obsoletas. Existirán así creencias nuevas y radicalmente diferentes, adaptadas al entorno y vida del hombre del futuro.

Por ejemplo, en la actualidad el miedo que seguimos teniendo a lo desconocido, a la enfermedad y a la muerte, hace que el ser humano se vuelque al consumismo desenfrenado y a la distracción continua y masiva como nueva “religión”. Así vemos a la gente corriendo ciegamente tras expectativas económicas y sociales, o sino distraídas mediante internet, tv, deportes, juegos de computadora, radio, lo que sea que lo evada de pensamientos elaborados o de cuestionamiento profundo.

Hay seres humanos que generan un equilibrio en el consumo de información y de distracción, pero la gran mayoría solo viven distraídos.

Indagar en los profundos misterios del interior humano, así como del vasto universo que nos rodea no es para cualquiera, conlleva sacrificio de estudio, análisis y a veces el enfrentarse a posibilidades que mueven el piso de nuestras creencias y miedos más profundos.

 

Espero este paseo por la historia y las teorías que rodean a la ufología les haya interesado. Arriba a la izquierda van a encontrar la carpeta con documentales sobre este tema que les recomiendo ver para complementar esta información. 

La bibliografía utilizada para recabar algunos datos y fechas históricas corresponden a Wikipedia.